Los 5 restaurantes más antiguos de Barcelona

Los 5 restaurantes más antiguos de Barcelona

Barcelona se está convirtiendo, día a día, en una de las ciudades referentes en el sector gastronómico. Entre sus calles te puedes encontrar con auténticas reliquias de la buena cocina que fusionan lo mejor del ayer y del hoy con propuestas que se adaptan a todos los gustos.

Hoy en Cenalia hemos querido ahondar en la historia gastronómica de la ciudad condal y por eso vamos a descubrirte los 5 restaurantes más antiguos de Barcelona que, hoy en día, siguen trabajando como el primer día.

Gourmets, ¡atentos!

Can Ramonet – 1753

Dentro de los restaurantes más antiguos de Barcelona destacamos Can Ramonet que lleva abierto desde el año 1753. De hecho, tal es su historia que se considera que es la primera casa que se construyó en la Barceloneta y, desde que abrió sus puertas, siempre ha tenido algo muy claro: su objetivo sería dedicarse al vino y a la gastronomía.

Al principio fue un almacén de vinos pero, años más tarde, terminó siendo una de las tabernas más regentadas de los pescadores que salían diariamente a trabajar en el litoral barcelonés. En 1956 esta antigua casa reabre sus puertas como Can Ramonet para, así, convertirse en uno de los restaurantes más tradicionales, no solo del barrio, sino de toda Barcelona.

ESTO TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:
 Los 4 restaurantes donde tienes que comer si visitas Barcelona

Can Culleretes  – 1786

Estamos ante el segundo restaurante más antiguo de España según el libro Guiness de los Récords. Este restaurante nos ofrece comida tradicional catalana en un espacio casero y familiar para que te sientas igual que si estuvieras en casa. Las paredes están adornadas con fotos antiguas y cuadros de época, algo que le dan un aspecto totalmente único y personalizado.

De entre todos los platos que encontrarás en este restaurante podrás disfrutar de clásicos catalanes como, por ejemplo, una butifarra con “mongetes” o una parrillada deliciosa. Los amantes de la cocina de siempre encontrarán en este restaurante un lugar para disfrutar de cada cucharada.

Antiga Casa Rafael – 1873 

Tenemos ahora que subir a la zona alta, a la calle Major de Sarrià, para encontrarnos con otro de los cinco restaurantes más antiguos de Barcelona, el Antiga Casa Rafael que abrió sus puertas en el 1873. Desde ese momento, este establecimiento siempre ha estado gestionado por la misma familia que han seguido la tradición culinaria entre generaciones añadiendo, claro está, las novedades y sabores contemporáneos.

Su cocina es totalmente de temporada y, por eso, según el momento del año en el que nos encontremos podrás disfrutar de platos como ternera con “rovellons” (robellones), calçots, alcachofas a la brasa, entre otras suculentas delicias.

ESTO TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:
Los restaurantes con más estrellas Michelín de Barcelona

Los Caracoles – 1835

Bajamos al casco antiguo de la ciudad condal, al Gótico, para encontrarnos con este otro restaurante regentado por la familia Bofarull donde la buena cocina y la tradición van de la mano. Este establecimiento te garantiza disfrutar de los platos de siempre elaborados con la máxima calidad y cocinando los productos más selectos de nuestra naturaleza.

De entre los platos que podrás degustar destacan platos catalanes como el bacalao “a la empordanesa” o una mediterránea paella de bogavante que está para chuparse los dedos; si eres de pescado, no puedes dejar de probar el delicioso suquet de peix, ¡buenísimo!

Restaurant 7 Portes – 1836

Y para terminar con este ranquin de los 5 restaurantes más antiguos de Barcelona terminamos con uno de los más conocidos: Restaurant 7 portes. Inaugurado en el año 1836 este espacio conjuga la buena gastronomía con la elegancia y el buen gusto ofreciendo un espacio cuidado al detalle.

Situado en la Barceloneta, aquí encontrarás platos 100% de tradición catalana y con una cocina abierta desde la una del mediodía hasta la una de la madrugada, ¡de forma ininterrumpida!