Dónde cenar con niños en Barcelona

Dónde cenar con niños en Barcelona

¿Estás buscando un lugar para ir con tu familia y tus hijos? En Barcelona abundan las opciones gastronómicas y, cada vez, hay más restaurantes que ofrecen diferentes experiencias adaptadas a todos los gustos. Este es el caso de los establecimientos pensados para un público más familiar, espacios donde se puede disfrutar de una deliciosa comida pero que, también, los más pequeños lo pasarán en grande gracias a las instalaciones y servicios que ponen a tu disposición.

Las hamburgueserías tipo Hard Rock también son lugares geniales para ir con niños porque combinan un menú apto para los más pequeños y un ambiente diferente que seguro que les maravillará.

En el post de hoy de Cenalia vamos a descubrir dónde cenar con niños en Barcelona para que puedas pasar una velada fantástica junto a los tuyos. ¡Atento/a!

3 restaurantes de Barcelona para cenar con niños

Vamos a presentarte el top 3 de los restaurantes familiares que más nos llaman la atención de la ciudad condal. Pero ¡OJO! Hay muchos más. Esto únicamente es una selección particular de algunos de estos establecimientos que nos han conquistado por su ambientación, su menú y sus activades para los más peques.

Papas & the Mamas

Situado en la Rambla de Poblenou, esta cafetería-restaurante está totalmente pensada para que los más pequeños pasen un rato entre juegos y diversión. No se trata de un espacio que tenga nada que ver con un chiquiparc sino que, simplemente, es un local en el que las madres podrán tomar un café mientras los niños juegan con los cuentos, con los juegos y las múltiples diversiones que ponen a vuestra disposición. Además, al ser un espacio diáfano, es muy fácil moverse entre las sillas y las mesas si vas con cochecito. En su carta destaca toda su elaborada pastelería que está realizada con productos ecológicos; al mediodía también podrás disfrutar de un menú ecológico y que está delicioso.

Restaurante – crepería  Le P’ty Mon

Si te gustan las creps, no puedes dejar de conocer este coqueto restaurante que se encuentra en el Eixample Izquierdo, junto a Diagonal. Se trata de un local con esencia bretona y que ofrece un menú adaptado a los más pequeños para que puedan disfrutar de las delicias de esta parte del mundo. Los que gestionan el negocio han querido dotarlo con un toque familiar y, por ello, disponen de cuentos, pasatiempos y a veces tienen las paredes decoradas con los dibujos infantiles con los que los niños les obsequian.

Contacacau

En la calle Londres número 70 nos encontramos con este otro restaurante para ir a comer con niños en Barcelona. Se trata de un espacio polivalente en el que podrás comer, tomar un refresco pero, también, disfrutar de juegos y diversiones junto a tus hijos. Se puede reservar todo el local para organizar fiestas privadas (una fiesta de cumpleaños, por ejemplo) y disfrutar de un menú equilibrado y saludable que tiene en cuenta las necesidades nutricionales de toda la familia.

Ideas divertidas para ir a cenar con niños

Pero si lo que estás buscando es una alternativa para celebrar un acontecimiento especial con tus hijos, entonces te recomendamos que te decantes por nuestra cena con espectáculo infantil, un servicio que ponemos a tu disposición y que se basa, no solo en ofrecerte un menú adaptado a toda la familia, sino también un espectáculo que llenará a tu pequeño con sonoras carcajadas.

Así pues, si es el cumpleaños de tu pequeño, si quieres obsequiarle con algún plan especial o si, simplemente, te apetece hacerle feliz, en nuestras cenas encontrarás lo que estás buscando. Te ofrecemos la posibilidad de disfrutar de este gran día en una sala privada o semi privada donde, además de comer, viviréis en vivo y en directo un sorprendente espectáculo pensado para que los más pequeños se diviertan de lo lindo. Durante 1 hora y media, un artista se encargará de amenizar la velada con números de magia o, si lo prefieres, con la actuación de un simpático payaso que conseguirá sacar la carcajada de los pequeños ¡pero también de los mayores!

También puedes decantarte por pasar un día en una granja escuela, una idea estupenda para que los más pequeños se relacionen con la naturaleza, los animales y vivan una experiencia entrañable.